Si te preguntas ¿debo alegar causa para el divorcio? La respuesta es NO. Una ruptura matrimonial puede venir producida por muchísimos factores. Muchas de las personas que han pasado por un proceso de divorcio te dirán que no saben atribuir a una causa aislada y exacta el motivo de su divorcio, sino a la suma de un cúmulo de ellas.

Un divorcio es un proceso complejo: involucra a personas; implica derechos y obligaciones; puede tener impacto patrimonial personal y familiar y por si todo esto no fuera suficiente está envuelto en un clímax emocional muy intensificado. No definitivamente un divorcio no es un proceso sencillo. Si además existen hijos menores de edad fruto del matrimonio todo lo anterior se multiplica de manera exponencial.

Existen tantos motivos para el divorcio como matrimonios

Como puedes ver, el párrafo anterior hace extremadamente difícil alegar causa para el divorcio. Podemos encontrar desde aspectos muy concretos (malos tratos o una infidelidad) a otros cuya huella se diluye más en el diario como por ejemplo un agotamiento de la convivencia que llega a hacerla insostenible.

No debes alegar causa para el divorcio

Nuestro Código Civil te libera en la obligación de alegar causa para el divorcio. Esta duda tan frecuente proviene de que no siempre ha sido así, pero repetimos no es necesario alegar causa para el divorcio en España. Puedes encontrar esta fuente perfectamente fiable dado que somos abogados especialistas en divorcios en Madrid.

¿Debo alegar causa para el divorcio? NO, no es necesario dar una explicación para iniciar los trámites de un divorcio. Clic para tuitear

Por así decirlo, lo anterior significa que no es necesario dar una explicación para iniciar los trámites de un divorcio. No tienes el deber ni la obligación de identificar una causa (y menos aun de argumentarla) por la cual se produce el divorcio. Basta con tu voluntad de divorciarte para que se pueda iniciar el proceso de divorcio.

No tienes el deber ni la obligación de identificar una causa (y menos aun de argumentarla) por la cual se produce el divorcio. Basta con tu voluntad de divorciarte para que se pueda iniciar el proceso de divorcio.

¿Debo ponerme de acuerdo con el cónyuge para iniciar el divorcio?

Tampoco. Basta con que uno de los dos cónyuges quiera iniciar el proceso del divorcio. No necesita el permiso, la aquiescencia ni la conformidad siquiera de su cónyuge. Es un acto volitivo es decir que depende de la voluntad de la persona. A nada más está sujeto.

Plazo mínimo de tres meses

El único requisito que prevé el Código Civil es que el matrimonio haya durado un mínimo de tres meses. Cumplido dicho plazo establecido por ley se podrán iniciar los trámites del divorcio o separación. El plazo podrá verse acortado cuando concurran situaciones que pongan en peligro la integridad de alguno de los cónyuges.

Conclusiones

Si como persona quieres poner fin a tu relación matrimonial la ley te reconoce el derecho de hacerlo. No tienes que presentar un «buen motivo» para llevar adelante tu propósito. Es suficiente querer hacerlo para poder hacerlo con todas las garantías previstas por la ley.

Nuestro mejor consejo (para el caso de divorcio como para cualquier caso de índole legal) es que te pongas en manos de abogados especialistas. Cada rama del derecho es muy compleja y recibe año tras año nuevos desarrollos, jurisprudencia, incorporaciones o transposiciones europeas… que hacen imposible abarcar muchas materias a la vez con garantía para el cliente.

Por eso en nuestro despacho apostamos por la especialización en derecho de familia y solo a él nos dedicamos. Porque solo así podemos ofrecer el máximo grado de atención y garantía a nuestros clientes.

[contact-form-7 404 "No encontrado"]